09/04/2018 - 19.00 Horas
ALCALDE RODRIGO VALDIVIA DA CURSO Y DECRETA LA DESTITUCIÓN DEL DIRECTOR DE OBRAS MUNICIPALES DE PANGUIPULLI “POR  INFRACCIÓN GRAVE  A LAS NORMAS QUE REGULAN LA PROBIDAD  ADMINISTRATIVA”

Alcalde Rodrigo Valdivia Orias (fotografía de archivo).

09/04/2018
Mediante una declaración pública el Alcalde de Panguipulli respondió a los dichos del Director de Obras Municipales de Panguipulli, Rolando Werner Santibáñez, e informó que “he tomado la decisión de desvincular a Werner del municipio tras comprobar nuevas  irregularidades en su gestión”.

En su declaración el edil reitero que “durante mi campaña como candidato a alcalde me comprometí a que durante esta administración la “Probidad y la Transparencia “serían los pilares fundamentales de nuestra gestión. Desde que asumí le he señalado a todos los funcionarios y funcionarias del municipio que les brindaría todo mi apoyo a excepción de acciones que pongan en tela de juicio a la municipalidad y que rayen en conductas poco probas, o mejor dicho de falta de integridad. Nunca aceptaré actos de corrupción. Mis medidas frente a irregularidades serían drásticas por el bien de la gestión; caiga quien caiga, sean del sector político que sean, incluso de mi partido. Nunca transaré al respecto. Me debo a la confianza que han depositado en mí los ciudadanos de Panguipulli al elegirme con su voto como su alcalde”.

“En ese contexto me debo referir con claridad a las declaraciones desafortunadas e inapropiadas  del señor Werner. Es mi deber ser claro para que la ciudadanía comprenda y conozca los hechos de primera fuente”, señala el edil.

En ese sentido, Valdivia manifiesta que “me parece una broma de muy mal gusto los dichos del señor Werner, sus declaraciones y acciones han sido irresponsables y muy poco profesional. Situación que me tiene muy decepcionado, ya que no solo es una falta de respeto enorme a mi persona como alcalde, sino a toda la comunidad. Él no debió responsabilizar a la DOH, Dirección de Obras Hidráulicas del MOP, de la autorización que él mismo dio a COPCISA. Responsabilizar a la DOH no hace más que corroborar el nulo celo técnico y profesional del  infraganti y mal obrado funcionario, director de obras del municipio”.

Fotografía adjunta en declaración.

“Además de todos sus dichos descarados y de conocimiento público, podemos verificar publicaciones torpes que ha realizado en su Facebook personal; por ejemplo, la publicación del día 27 de julio de 2017, donde claramente se advierte al señor Werner entregando al gerente de COPCISA  - APROBACION PARA LA EXTRACCION DE ARIDOS - acopios y desviaciones en el Río Llancahue. Esta publicación demuestra uno de sus desaciertos, más bien una aberración para quien fuese supuestamente un defensor del medio ambiente de las comunidades, de la ZOIT y de la reserva mundial de la biosfera, como se ha definido falazmente este contradictorio e irresponsable director de obras municipales”, asegura el edil.

Afirma el alcalde que “el señor Werner se pisa la cola solo, ya que nadie lo presionó para que permitiera, con su acción u omisión, el despojo de las áreas paisajísticas del Río Llancahue, junto a su biodiversidad; faltándole el respeto a nuestro patrimonio hídrico  ancestral. El daño es enorme. Esto es lo que más me indigna. Al señor Werner no le importó nada el medio ambiente”.

“Tras estas irresponsables acciones los propios vecinos de Panguipulli han denunciado a este funcionario, y yo como alcalde, de acuerdo a mis facultades y responsabilidad he fiscalizado como corresponde y he constatado estas graves faltas. Frente a ésta, el señor Werner no responde como debe ser: con informes que he requerido en innumerables oportunidades, ante los cuales  responde victimizándose  y me insulta por los medios de comunicación. Su cobardía es tal que no enfrenta sus errores y evade sus responsabilidades”, manifiesta Valdivia.

Señala el edil que “el director de obras debería por todas luces actuar de otra manera, respondiendo a su rol profesional. Se ha equivocado como funcionario público, como director de obras, como ciudadano y como vecino de Panguipulli, pues sigue en su burbuja de autocomplacencia que ya Panguipulli no soporta  más”.

Valdivia añade que “lo correcto y ético en el caso del Rio Llancahue, es que el director de obras de la municipalidad solicitara una evaluación ambiental a la autoridad competente para garantizar que este proyecto no generará daño medioambiental. Sin embargo los hechos demuestran que el señor Werner veló por los intereses de la empresa COPCISA, tal como aparece en la foto adjunta a esta declaración pública, afectando directamente a un prístino río de nuestra comuna. Además, nunca solicitó el plan de cierre en este caso, ni tampoco a otras empresas pequeñas extractoras de áridos, simplemente no gestionó  nada, solo una simple solicitud  que no resguarda los intereses medioambientales de la comuna, lo que ha quedado más que constatado, pues aún no he recibido informe alguno ni respaldo de estas acciones según lo indica la ley y norma medio ambiental”.

“Es lamentable para nuestra comuna advertir que el señor Werner, director de obras de la municipalidad, ha estado más preocupado de salir en las redes sociales victimizándose y tergiversando la situación para tapar una seguidilla de errores nefastos que perjudican enormemente a nuestros habitantes. Es vergonzoso comprobar que tiene tiempo para difundir cualquier entrega de ayuda municipal, hasta un clavo, lo que transforma sin probidad en un acto de circo de una gestión que jamás realizó, apareciendo en la foto descaradamente, en vez de realizar los informes que le exige su cargo y velar por acciones que resguarden una gestión competente y profesional”, sostiene el edil.

En su dura declaración el alcalde manifiesta que “las faltas de este señor van más allá de las  incompetencias y faltas de respeto. Existe ausentismo laboral, flojera, atrasos, falta de ética, falta de profesionalismo, poca prolijidad en su trabajo y no entrega de informes”.

Valdivia continúa, manifestando que “con las administraciones anteriores sucedió lo mismo, y esta vez incluso le hemos dispuesto dos funcionarios de apoyo a su gestión y aun así no ha dado cumplimiento a lo legalmente requerido. Este señor tenía al departamento de obras como una isla intocable para que no pudiéramos descubrir su ineptitud, que hoy tras serias investigaciones son innegables y que yo estoy en mi deber de regularizar. Él siempre ha resultado un obstáculo al crecimiento y desarrollo sustentable de las obras en Panguipulli. Pues bien, yo como ciudadano y alcalde de esta comuna, digo basta. No aceptaré más las faltas del Director de Obras Municipales Rolando Werner Santibáñez. Su insuficiencia es una burla al bien común de todo Panguipulli”.

“Por último declaro que la protección al medio ambiente y la probidad son mi sello como alcalde y promesa de campaña, y no estimaré en acciones para dar cumplimiento a estas promesas: Voy a limpiar la casa, caiga quien caiga, por el bien de Panguipulli”, asegura el Alcalde Valdivia.

Con respecto a  los hostigamientos administrativos a los que hace referencia el señor Werner, Valdivia responde que “es bueno señalar que el año 2017 este alcalde le entregó todo el apoyo para el ejercicio de sus funciones, contratando, como ya se dijo, a dos funcionarios para que le revisen las carpetas y tenga mayor disponibilidad laboral”. El edil añade en tono jocoso: “razón por la cual  cientos de usuarios que a diario asisten a la dirección de obras son atendidos velozmente por el propio  señor Werner desde las 8:30 hasta las 17:30, de lunes a viernes, actuando siempre como el mejor de los directores  y funcionario; sin más trámite y  espera, razón por la cual todos los vecinos están tan agradecidos del señor Werner que nadie reclama nada”.

“Volviendo a la realidad y diciendo las cosas como son, debo señalar que quien sobrepasó la ley  atribuyéndose las  facultades del  alcalde  y del concejo,  fue el propio director de obras,  quien además dejó de lado  los intereses  superiores de la municipalidad y  la comuna a la que tanto quiere,  beneficiando a algunas privados, ya que él  autorizó a tres empresas  constructoras  a que usaran como botadero  terrenos municipales, dejando toneladas de  escombros tanto en la costanera de Panguipulli,  donde ya tenemos financiamiento para construirla, como en los terrenos  colindantes  a la calle Clodomiro Figueroa y Gabriela  Mistral,  donde está aprobado un proyecto denominado Parque Lawen, con recursos del MINVU por cerca de 700 millones de pesos, proyecto conocido y visado por el director de obras y que hoy día es inviable porque se obstruyeron las aguas subterráneas con el relleno ilegal. Se dañó el  humedal, rompiendo, además, las empresas  constructoras con  sus camiones de alto tonelaje, las veredas y soleras, además del hundimiento de la calle Clodomiro Figueroa tal como fuera  denunciado por los vecinos, la cual es absoluta responsabilidad del poco diligente Director de Obras  Rolando Werner”, afirma el alcalde.

Valdivia asegura que “producto de lo anterior, le exigí al irresponsable director que oficiara a las empresas que produjeron el daño en el parque, la costanera  y la calle, pero  nada ha hecho y no lo hará porque el señor Werner los autorizó, y quien deberá ahora responder es la municipalidad que se empobrecerá  gastando  cientos de millones de pesos sacando escombros en el parque y la costanera, mejorando calles y veredas y  tratando de reflotar el proyecto Parque Lawen. Todo debido a la parcialidad del señor Werner, que prefirió producirle un  ahorro de cientos de millones de pesos a las empresas constructoras, evitándoles el no  pago de derechos de botaderos de escombros, no importándole el detrimento que produjo a los grandes proyectos de la comuna que ha jurado  defender, como él dice, para seguir avanzando”.

El alcalde agrega que “el año pasado, con mucho trabajo del equipo de la Secretaría de Planificación Comunal,  Secplac,  logramos apalancar los recursos para la ejecución de dos proyectos muy anhelados por la comunidad: la pavimentación de la calle Sor Mercedes y Gabriela  Mistral, ante lo cual el diligente director de obras rápidamente se autodesignó como Inspector Técnico de  ambas obras (ITO), las cuales contemplaban, entre otras; áreas verdes, soterramiento de cables en la calle Gabriela Mistral y paisajismo, pero fuera de las observaciones técnicas el mentado director de obras NUNCA solicitó el 10% adicional por aumento de obras que permite el  FNDR; recursos que nos habrían permitido terminar la pavimentación de la calle Sor Mercedes en la rotonda del hospital, que hoy está intransitable,  con solo haber solicitado un comodato a las Hermanas de  la Santa Cruz, que de seguro jamás se negarían por mejorar el servicio hacia la comunidad,  como ha sido siempre su afán”.

“Ahora bien, con respecto a la Avenida  Gabriela Mistral hay que olvidarse definitivamente del cableado subterráneo y del paisajismo,  porque el señor Werner tampoco lo convino con la empresa como ITO y también se olvidó de pedir los cerca de  70 millones de pesos al Gobierno Regional.  De lo que sí se acordó el señor Werner,  sin más trámite, fue de autorizar a la empresa constructora, que construye el pavimento de la avenida Gabriela Mistral, a que haga su instalación de faenas en un terreno municipal no exigiendo el pago de ningún derecho municipal y pasando por sobre las atribuciones del concejo y el alcalde, pero si generosamente produciéndole un ahorro millonario a  la regalona empresa que solo toma lo que el señor Werner como ITO  le ha cedido”, señala el edil.

Valdivia agrega que “con respecto a la función de ITO del señor Werner, es dable señalar que la propia Contraloría General de la Republica ha dado instrucciones precisas a través de dictámenes que los directores de obras no pueden ser ITOs, aun así el señor Werner, con motivaciones desconocidas, igual se autodesignó ITO, constituyéndose en una ilegalidad que por supuesto debí corregir, razón por la cual se entiende la odiosidad hacia mi persona, como alcalde, de parte del desinteresado director de obras”.

“Podría continuar horas denunciando el poco compromiso del señor Werner con su municipalidad, ya  que nunca fue un funcionario propenso a trabajar en equipo, excepto cuando sus intereses estaban  en juego. Esta municipalidad requiere funcionarios que solo hagan bien su trabajo, nada más que eso, requiere de funcionarios que protejan los intereses colectivos por sobre los  particulares, que sean transparentes y se apeguen  con estricto celo a la Constitución y las leyes, razón por la cual he decido limpiar la municipalidad comenzando por la dirección de obras, porque fiscalicé como concejal y lo seguiré haciendo con más fuerza como Alcalde”, adelanta el edil.

“Por lo tanto, he dado instrucciones precisas como Jefe Superior del Servicio de dar curso y decretar el cúmplase de la destitución del Director de Obras Municipales, señor  Rolando Werner Santibáñez, por haber sido encontrado culpable por infracción grave  a las normas que regulan la Probidad  Administrativa”, concluye la declaración del Alcalde Valdivia.

<<<Volver