05/09/2018
CLUB AÉREO PANGUIPULLI RECIBIÓ A ALUMNOS QUE INICIARON PERIODO DE INSTRUCCIÓN EN CURSO DE VUELO PARA PILOTO PRIVADO

05/09/2018
Su satisfacción mostraron directivos y socios del Club Aéreo Panguipulli tras recibir a  tres alumnos pilotos, quienes iniciaron el periodo de instrucción para optar a la licencia de piloto privado el pasado 1 de septiembre. En el trascurso del mes y primeros días de octubre se sumarán nuevos alumnos a los cursos, respuesta que sobrepasó las expectativas fijadas por el club, manifestaron los directivos.

Alumnos pilotos

“Desde que se inició la promoción de los cursos en El Diario Paguipulli.cl, prácticamente al día siguiente comenzaron los llamados, mucha gente interesada, para saber mayores detalles del curso. A raíz del interés es que precisamente hoy día los alumnos pilotos están iniciando su periodo de instrucción”, confirmó el Presidente del Club Aéreo Panguipulli, Alejandro Figueroa Bittner.

Alejandro Figueroa Bittner, Presidente Club Aéreo Panguipulli.

Figueroa también confirmó que “son tres los alumnos iniciaron el curso hoy día, pero en el trasncurso de las próximas semanas se irán incorporando nuevos alumnos. Lo importante es que  el periodo de inscripciones continúa abierto, por lo que no descartamos sumar nuevos interesados, quienes pueden sumarse en cualquier minuto”.

En la oportunidad, Alejandro Figueroa aseguró que “las clases teóricas y prácticas se realizarán el día sábado, llueva o no llueva, si se puede se vuela. Así es que cualquier persona que desee obtener mayor información, sin la necesidad de hacer un compromiso, puede acercarse los días sábados al aeródromo para efectuar las consultas y aclarar todas las dudas. También puede  consultar a los teléfonos que aparecen en El Diario Panguipulli.cl”.

Piloto Instructor Gerhard Tuemmers Schoepplenberg.

Por su parte, el Piloto Instructor Gerhard Tuemmers Schoepplenberg, tras valorar el inicio del periodo de instrucción de los nuevos alumnos, afirmó que “hoy día una escuela de vuelo es la que le da movimiento a un club. Ya hemos hecho algunos vuelos demostrativos con los alumnos; se ven bastante tensionados, pero al hacerlo al lado de un piloto sienten esa sensación de volar, toman los mandos y lo hacen con más entusiasmo, porque este bicho pica fuerte”.

En cuanto al curso propiamente tal, el instructor confirmó que “el curso normalmente comprende 40 horas de vuelo. Durante las primeras 15 horas se vuela dual, hasta que uno note que el alumno puede gobernar solo el avión, y de ahí uno lo larga en su primer vuelo solo, que es el día del bautizo. Posteriormente se sigue volando en forma dual y también en forma individual, donde el alumno debe cumplir 5 horas de vuelo solo y 5 horas de vuelo dual, y también hasta 10 horas de vuelo solo hasta cumplir las 40 horas totales. Una vez cumplida esa exigencia debe dar su examen oral y luego dar el examen de pericia de vuelo, que es el examen final, ante un inspector de la Dirección General de Aeronáutica Civil  y, además, haber cumplido con el examen teórico”.

En cuanto al mensaje para quienes están en la indecisión de optar a la licencia de piloto, el instructor señala que “hoy se ve a nivel mundial la escases de pilotos, por lo tanto, y como alternativa de profesión, es bastante bueno. Hoy ser piloto civil tiene mucho campo laboral, después que se sacan las licencias de piloto por instrumentos y vuelo comercial, se puede postular a una línea aérea donde se requieren pilotos. Como ingreso económico es bastante bueno ya que comienzan como copilotos, y ahí ya tienen un ingreso que es superior a cualquier otra profesión en comparación a cuando se comienza”.

Gerhard Tuemmers  añade que “hoy existe un campo laboral bastante amplio ya que, tanto a nivel nacional como internacional, uno ve como las líneas aéreas están aumentando sus flotas de aeronaves, uno ve que hay muchos pilotos extranjeros porque no hay suficientes pilotos egresados de las pocas escuelas de vuelo que existen en Chile”.

Por último, el instructor de vuelo aseguró sentirse conforme con el proceso. “Obviamente que sí. Uno siempre trata de influenciar sobre la directiva de un club, ingresar con nuevos alumnos, ya que con eso se da más vida a la institución. Hoy, lamentablemente a nivel nacional se ve poca gente postulando para ser piloto dado que muchos padres creen que es una carrera que no tiene mayor porvenir. Pero aquí, lo importante, es que la gente joven que sale de los colegios tienen una alternativa más, también uno puede tomar el curso de piloto civil como un hobby, algo que también es bonito. Y lo otro, es que manteniendo siempre la seguridad de vuelo uno puede llegar a viejo siendo un muy buen piloto”, concluyó.

Sebastián Peña Vargas, alumno piloto.

Sebastián Peña Vargas es uno de los alumnos pilotos que inició su periodo de instrucción el día 1 de septiembre curiosamente sólo había volado en aviones comerciales, por lo que los nervios no estuvieron ausentes en su primer vuelo. Al bajarse del avión señala que “siempre había tenido la idea de poder volar, tenía la incertidumbre, quería hacer esto alguna vez en mi vida, yo soy de Valdivia, tomé conocimiento de este curso, lo pensé, no lo dudé y aquí estoy”.

En cuanto a qué sintió en su primer vuelo, responde que “muchos nervios en el principio, noté que fue tan corto entre el despegue, el vuelo y el aterrizaje, que no me dio mucho tiempo para disfrutar. Espero que el segundo vuelo sea tranquilo y podamos disfrutar un poco más. Nunca me había subido a un a un avión de ese tipo, ¡nooo.. es genial!. A quienes tienen interés de ser pilotos les recomiendo: ¡anímense y prueben, no se van a arrepentir!

Sebastián confirma que “esto lo estoy haciendo como un hobby, primero espero aprobar el curso y después ver. Quiero hacer el curso lo más rápido que se pueda, y si mantengo la normalidad en marzo o abril del próximo año debería estar obteniendo la licencia de piloto”.
 
Por último, Sebastián Peña afirmó que “esta ha sido la primera clase, he tenido una excelente recepción, se nota un grupo muy unido, te hacen sentir cómodo. La verdad es que estoy nervioso pero muy contento”.

Juan Etchegaray González, Director Curso de Vuelo.

En tanto el Director de los Cursos de Vuelo del Club Aéreo de Panguipulli, Juan Etchegaray González, confirmó que aparte de él “hay detrás un grupo de doce profesionales que son instructores autorizados por la Dirección General de Aeronáutica Civil”, y que “el instructor a cargo,  Gerhard Tuemmers Schoepplenberg, es un piloto de muchos años y con un enorme prestigio”.

“La verdad es que la idea de hacer el curso, de proponérselo a la gente de Panguipulli, es algo que nosotros nos llena de entusiasmo, ya que nos faltaba la continuidad a través de la incorporación de nuevos alumnos, que son, en el fondo, los que le dan la vida y movimiento a cualquier club. Se lo planteamos a la gente de Panguipulli y tenemos tres alumnos que partieron hoy y probablemente la próxima semana se integren dos o tres más. El curso va a seguir y en octubre se estarían integrando nuevos alumnos. Esto ha tenido una muy buena aceptación, estamos muy contentos, y esperamos que la gente que tenga interés y se siga acercando a nosotros porque se viene una segunda etapa”, adelantó Etchegaray.

 “Estamos muy conformes. Yo creo que es bueno para la gente nuestra, de Panguipulli, porque esta alternativa es interesante desde el punto de vista deportivo, es el inicio de una carrera profesional a futuro, por lo tanto esperamos, por la gente de Panguipulli, que esto lo vean como una buena proyección, como una buena alternativa”, finalizó Etchegaray.

NUEVO PILOTO

Alumno piloto Rodrigo Parra Aguayo junto su instructor, tras rendir satisfactoriamente examen ante la DGAC.

Hace poco más de una semana el alumno Rodrigo Parra Aguayo concluyó el curso para Piloto Privado, rindió sus exámenes ante la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), aprobó, y hoy es oficialmente piloto.

“Vino un inspector a Panguipulli, me tomó los exámenes y al aprobarlos comencé mi carrera de piloto, que es lo que más espera. Para mí en realidad esto es un hobby, desde niño quise volar, mi papá estuvo relacionado con la dirección de aeronáutica, siempre estuve cercano a los aviones. Yo soy santiaguino, llegue hace diez a Panguipulli y hace dos años ingresé al club para concretar el sueño de toda una vida,  es emocionante”, dijo Rodrigo Parra.

Piloto Rodrigo Parra Aguayo.

En relación a su proyección, el nuevo piloto aseguró que “uno no puede descartar nada, pero principalmente esto es un hobby. Por mi profesión es posible que le dé algún uso, porque soy ingeniero forestal, trabajo en Conaf, seguramente podría hacer uso de esta licencia de piloto a futuro, pero por mientras para mí esto es un hobby”.

“Debo reconocer que cuando llegue no conocía Panguipulli, es un agrado, es una ciudad maravillosa, he tenido la oportunidad de verla crecer, la tranquilidad es impagable. Yo estuve viviendo treinta años en Santiago y venirse acá es un paraíso; yo les digo a los panguipullenses que tienen un tesoro, vivir acá es impagable. Mis expectativas son quedarme, no emigrar, estoy asentado acá. En Panguipulli llegué a un club aéreo que me abrió sus puertas, ellos son un grupo de amigos y te aceptan, te ayudan, te enseñan. Ha sido todo  maravilloso, no puedo decir lo contrario”, reconoce Parra.

´”Hasta la fecha tengo 65 horas de vuelo y he volado 30 horas solo”, concluyó el nuevo piloto.

<<<Volver