Mediante Declaración Pública
PRESIDENTE REGIONAL DEL COLEGIO DE PROFESORES FORMULA DURAS CRÍTICAS A LA EDUCACIÓN MUNICIPALIZADA Y A LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DE PANGUIPULLI

 

Ángel Toro Muñoz

04/06/2012
Mediante una declaración pública, el Presidente Regional del Colegio de Profesores, Ángel Toro Muñoz; formuló duras críticas hacia los sostenedores de la educación pública de la Región de Los Ríos por la Subvención Especial Preferencial, deudas impagas en el comercio y entidades financieras. No se escapa la clase política, a la cual se le critica en relación a la ley  que crea  la Carrera Profesional Docente. El documento señala:

DECLARACION PÚBLICA

El Colegio de Profesores Regional Los Ríos reitera públicamente la constante pérdida de credibilidad en el sostenimiento administrativo, económico y de gestión del actual Sistema Educacional Municipal y Corporativo en nuestro país.

Nuestra Región no está al margen de ello y es así que tanto Valdivia como Panguipulli figuran en un ranking de 20 municipios con mayor saldo faltante de recursos SEP inspeccionados por la Contraloría General de la República.

Dicha fiscalización abarcó fondos de la Subvención Especial Preferencial entregados desde enero del 2010 a junio del 2011. Recursos que venían destinados para emplearlos exclusivamente en alumnos prioritarios, es decir, en el sector más vulnerable que debe educarse en toda escuela o liceo.

En el caso de Valdivia no tienen el respaldo legal un monto de 1.203.869.731 ( mil doscientos tres millones ochocientos sesenta y nueve mil setecientos treinta y un pesos), en el caso de Panguipulli la cifra alcanza un monto de 360.182.173 (trescientos sesenta millones ciento ochenta y dos mil ciento setenta y tres pesos). Hay que considerar que la fiscalización fue aleatoria, es decir, al azar.

Lo que demuestra claramente el infringimiento  a leyes que en su origen tienen objetivos muy diferentes. Se agrega a ello deudas  por el NO pago, pero ya descontados del sueldo, de: cotizaciones previsionales (A.F.P. dineros que se acumulan para intentar una jubilación  medianamente digna.

En el caso de Panguipulli se debe desde noviembre del 2011), NO pago, y ya descontado, de créditos de consumo (en el caso de CREDICHILE, cobranzas a Dicom y amenazas de embargos), NO pago, pero ya descontado, de ISAPRES, (en el caso de FONASA, desde junio del año 2011) , NO pago, y con atraso excesivo, de Fondos Bono de Retiro, contemplados en la ley 20.501, a profesores(as) que ya no están en el sistema educacional, pérdida de seguros de vida, créditos de Coopeuch,  Falabella y ahorro voluntario de dineros ya descontados del sueldo, créditos congelados que impiden acceder a recursos para hijos(as) en universidades y estudios superiores, desvío y uso de recursos, que justificados o no, indican aún más el quiebre estructural en el que se encuentran todos los municipios y corporaciones del país.

A ello, se agrega el constante vilipendio y oprobio hacia la labor docente por parte del actual sistema y medios masivos de comunicación que tienen como objetivo blindar a los mercaderes de la educación que lucran con el dinero de todos los chilenos y chilenas.

El panorama anterior ilustra y le da la razón a la gran movilización social iniciada el año 2011, donde estudiantes, padres y apoderados, profesores y fuerzas vivas del país desean que el Estado chileno asuma realmente un rol protagónico en hacerse cargo de la Educación Pública, alejada del lucro en todo nivel.

Hoy tenemos, sin participación democrática, proyectos gubernamentales de “Desmunicipalización”  y “ Carrera Profesional Docente” que buscan  perpetuar en los alcaldes y directores de escuelas y liceos, con buenas o nebulosas  intenciones, una administración educacional donde imperarían  abusos de poder  que privilegiarían el despotismo ilustrado en los concursos por sobre el profesionalismo pedagógico.

Lo más alarmante es ver una clase política alejada completamente de los intereses de las grandes mayorías en materia educacional, que es el motor de movilidad social y progreso de todo país.

En el caso de la Región de Los Ríos, tanto senadores como diputados hacen caso omiso a esta problemática; desatendiendo invitaciones y debates sobre el tema y se encuentran más preocupados de las futuras elecciones municipales para continuar en el Olimpo llamado Congreso.

Así como de concejales de cada comuna, preocupados por avalar la gestión de los alcaldes de sus municipios para asegurar su continuidad, sin preocuparse de supervisar y denunciar las irregularidades que por tanto tiempo han venido ocurriendo en el área de la Educación y de las cuales están en absoluto conocimiento; contrario a todo han permanecido silentes y hoy desaprobamos su actitud de omisión.

Hacemos esta declaración pública con el objetivo que la comunidad se entere de lo dramático que es ser profesional de la educación y ejercer la docencia bajo este escenario, dado que con errores y virtudes, se nos responsabiliza de toda una formación ciudadana, olvidándose de la primera escuela que es la familia, entorno disvalórico; a los que se suman sostenedores, alcaldes, legisladores y gobiernos  quienes con su accionar también contribuyen al concepto de “crisis educacional”.

Como Colegio de Profesores, nos mueve la esperanza que ambos proyectos sean realmente rechazados en el Congreso y prime la Razón por sobre la opresión.

Ángel Toro Muñoz
Presidente regional
Colegio de Profesores  A.G.

<<<Volver