Emotiva Ceremonia, Llena Abrazos y Regalos
CON EL ANUNCIO  QUE NUEVO EDIFICIO LLEVARÁ SU NOMBRE, ESCUELA ERNESTO PINTO DESPIDIÓ A SU DIRECTOR MANUEL ANABALÓN SÁEZ

15/11/2012
Tras varios intentos fallidos, al fin se logró concretar la ceremonia oficial de despedida del profesor Manuel Anabalón Sáez. Son 46 años de carrera como Profesor Normalista de los cuales 32 los ejerció como director de su querida Escuela Ernesto Pinto de Panguipulli Alto.

Estuvo presente el Senador Carlos Larraín Peña, el Alcalde René Aravena Riffo, Jimena Becerra García, Secretaria General de la Corporación Municipal de Panguipulli.

Un acto con música, regalos, discursos y el anuncio que arrancó aplausos de todos los presentes fue cuando el edil René Aravena Riffo instruyó para que Jimena Becerra García haga todas acciones necesarias antes el Ministerio de Educación para que aprovechando de que se inaugurará un nuevo edificio, la escuela lleve el nombre del Profesor Manuel Anabalón Sáez. 

A nombre de los docentes y de la comunidad escolar, la Educadora de Párvulos, Marlene Albornoz Carrasco hizo uso de la palabra señalando en partes de su emocionado discurso: “Hoy es un día especial en donde sentimientos variables se vinculan, un día donde las lágrimas y las risas parecen parte del mismo entramado. Hoy nos corresponde rendir un homenaje a un gran Director, que sí bien ocupaba aquí un cargo de conducción, nunca dejó de mostrarnos que él era uno más entre nosotros.

Don Manuel Anabalón Sáez ha sido, es y será para ésta institución un verdadero baluarte. Que sin pretensiones dedicó horas y días para que todos juntos llevemos adelante esta hermosa aventura  que elegimos para delinear nuestra existencia, educar y formar niños.

Más allá de la tarea específica de cada uno, cuando ingresamos a trabajar acá siempre nos invitó a colocarnos la camiseta de la Escuela Ernesto Pinto. Don Manuel ha llegado el momento donde usted podrá mirar hacia atrás y ver con intensa alegría todas las semillas que fue sembrando y los frutos que cosechó. Y entre ellos un gran logro una futura escuela nueva,  que estará impregnada de sus recuerdos y de su sabiduría. Don Manuel, gracias por ser lo que fue, Un Gran Director”.

Tras recibir todo el cariño durante la ceremonia, culminada esa; los abrazos y la entrega de regalos personales se multiplicaron. El Diario Panguipulli.cl que estuvo presente, conoció las impresiones del profesor Manuel Anabalón Sáez, un emocionado maestro a quien le cuesta acostumbrarse el estar lejos de las aulas: “Un día de emoción, de satisfacción y con muchos sentimientos encontrados, nunca imaginé que el Senador de La República don Carlos Larraín iba a estar presente junto al Alcalde René Aravena y una serie de personas que quisieron estar junto a mí en esta jornada tan especial.

Realmente a veces uno tiene que ser muy fuerte para atajar los sentimientos que uno lleva en el corazón para desahogarnos como lo hacen los humanos y que son las lágrimas.

El cariño que los niños demuestran, esas cartitas donde expresan cariños, eso paga el sacrificio que uno hizo en lo educacional, porque si un niño escribe en un papel: Tío yo lo quiero, nunca lo voy a olvidar; es porque realmente así lo siente”.

El alcalde René Aravena ha instruido a la Secretaria General de la Corporación Municipal de Panguipulli, haga todos los trámites para que el nuevo edificio lleve el nombre de: Escuela Profesor Manuel Anabalón Sáez. ¿Qué impresión le merece eso?

Yo quedé como se dice vulgarmente ¡Plop! Muy modestamente considero que uno trabaja por que las cosas te gustan, a mí siempre me gustaron los desafíos. No me gusta ser el que la orden, sino que el que ejecuta. En las muestras interactivas a la hora del montaje el serrucho o el martillo yo los ocupaba, porque ese es el trabajo en equipo.

Después de esta ceremonia llena de gestos y simbolismos hacia la figura humano y el legado profesional como docente que usted deja ¿Eso le otorga la tranquilidad para iniciar realmente su proceso de descanso o jubilación?

Yo diría que sí, estuve un poco bajoneado, pero esas situaciones me dieron todas las fuerzas para luchar, porque mientras más agua traiga el río, más esfuerzos hay que hacer para vencer la corriente.

Me cuesta todavía me cuesta asimilar este tipo de cosas, porque; uno se levanta y queda desocupado, porque yo vivo cada momento mirando el reloj y pensando en lo que deben estar haciendo los alumnos, los profesores, en fin.

Todos sus colegas insisten en lo mismo, ¡¡Llegó la hora para que don Manuel descanse!! ¿Qué dice al respecto?

Le digo que me cuesta, la gente de comprender que son 47 años de labor docente, pasé por tres escuelas, y no es fácil desarraigarse de un estilo de vida hasta con un horario definido. Aquí en esta escuela completé 32 años de trabajo, y eso es como un pan grande y duro el cual no se puede digerir en dos mascadas, entonces deberé ir miga a miga hasta consumirlo.

Año 1963, usted viene a conocer el sur del Chile buscando el lugar ideal para levantar y trabajar en una escuela, así como una especie de Servicio País. Luego se arranca de Chillán el año 1965, desobedece a su padre quien ya tenía una escuela designada en las cercanías de su tierra natal y no tan lejos de la familia, pero el impetuoso joven Educador Normalista igual se arrancó hacia Panguipulli y se ha mantenido acá hasta el día de hoy: “Así son las cosas de la vida, lo que menos esperan nuestros padres, se da. Yo siempre quise cambiar de aires, a pesar de saber que ya tenía  una escuela asignada en Chillán. Es que me gustó mucho Panguipulli, por el trato de la gente, nunca me olvido de don Juan Villanueva Miranda, él fue mí papi cuando yo llegué a Panguipulli, porque ese era uno de los tantos roles que tenían los profesores antiguos. Nos guiaron y nos dijeron esto sí y esto no”.

El Senador de La República, Carlos Larraín Peña tuvo elogiosos conceptos hacia la persona del profesor Manuel Anabalón Sáez: “Don Manuel Anabalón es un ejemplo, es de la generación de esos magníficos profesores que egresaron de las Escuelas Normalistas, y 32 años de trabajo aquí es esta escuela es verdaderamente una cosa inusual.

Este homenaje que le han hecho es muy merecido, la banda escolar se lució, se ve que hay mucho cariño de los papás y los alumnos hacia él. Así es que este ha sido un gran día”.  

El Alcalde y Presidente de la Corporación Municipal de Panguipulli, René Aravena Riffo justificó el por qué cambiar el nombre de la escuela “Todo lo que dije lo hice de corazón, eso en mérito a los 32 años dedicados por don Manuel Anabalón Sáez a su querida Escuela Ernesto Pinto. Más que Director, él fue un líder de equipos de trabajo. Si esto es inusual, campeones del deporte sin tener gimnasio. Campeones de cueca con muy pocos recursos. La mejor banda escolar de la región. En más de dos ocasiones Escuela Autónoma. Sobran las razones, es por eso que instruí a la Secretaria General de la Corporación Municipal de Panguipulli, Jimena Becerra García para que haga todas las gestiones y trámites para que a la brevedad posible se cambie el nombre de la escuela. Que pase de Ernesto Pinto a Escuela Profesor Manuel Anabalón Sáez.

En Panguipulli tenemos nuestros héroes y a esos hay que reconocerlos, los héroes no son sólo los que empuñan las armas, también hay héroes que con el conocimiento y con el cariño hacen de que nuestra comuna sea cada día mejor.

En otro punto de la nota, el Alcalde René Aravena Riffo dijo que hay muchas cosas por hacer: “Es que hay tantas cosas por hacer, tenemos que continuar con nuestras tareas, tenemos que soportar las pedradas, los ataques; eso con la fortaleza que nos da Dios y con la Fuerza del Cariño y el Afecto”.

A los segundos después, los ojos del edil se pusieron brillosos y las palabras se entrecortaron: “Una vez yo tuve un hermoso regalo de una tía, quien me regaló un papelito, ya que ella no tenía los medios para un obsequio más grande…..y ese regalo decía: “Todo Pasa”  y creo que esto también va a pasar”.

Las últimas aseveraciones del Alcalde René Aravena Riffo corresponden a que lleva dos semanas con complicaciones de salud, los que no permite que esté trabajando al cien por ciento de intensidad como está acostumbrado.

Jimena Becerra García, Secretaria General de la Corporación Municipal de Panguipulli: “Estos son momentos de mucha alegría para todos, un merecido homenaje a un reconocido profesor como lo es Manuel Anabalón Sáez. La historia lo recordará como el fundador de la escuela y que además entrega un nuevo edificio acorde a los tiempos modernos que se viven. Ahora no todos los profesionales de la educación pueden decir lo mismo en cuanto a su trayectoria laboral.

El Presidente de la Cormupa y Alcalde de Panguipulli ha dado la orden para que se realicen todos los trámites para que el nuevo edificio lleve el nombre de Escuela Profesor Manuel Anabalón Sáez. ¿Cuánto demora esa tramitación ante el Mineduc?

Las órdenes que recibí las debo cumplir. Ahora eso se va a demorar un par de meses, pero calculo que una vez que se inaugure el nuevo edificio se hará con el nuevo nombre.

Directora, Carmen Abarzúa Torres: “Para mí esto ha sido algo muy emocionante, porque personalmente he tenido una trayectoria docente junto a don Manuel Anabalón Sáez que nace el año 1981 en este colegio. Se todos los logros obtenido se de las metas que él ha cumplido. Por lo tanto él necesita descansar, el homenaje de hoy se lo ha ganado por lo todo lo que él consiguió durante su trayectoria laboral.

Debo confesar que él ha sido mí único Director en mí carrera laboral, yo aprendí junto a él a trabajar. Decirle a la vez que no se preocupe ya que la escuela que él levantó, pienso que seguirá por la misma ruta. Avanzando cada día más.

Todos queremos que él descanse, haga cosas distintas, que se dé el tiempo para que recupere su buena salud. Ahora todos lo van a recordar, porque a futuro este recinto llevará el nombre del Profesor Manuel Anabalón Sáez, tal como lo dijo el Alcalde René Aravena Riffo”.

<<<Volver